"Dematías SC apuesta por el ordeño robotizado de la mano de DeLaval"

Con el objetivo de mejorar los niveles de producción y las rutinas de trabajo, en Dematías han optado por la robotización

dematias_1.JPG

Dematías SC

Birbigueira (San Xoán do Campo, Lugo), España

Dematías SC

TIPO DE RODEO

Vacas

TAMAÑO DEL RODEO

86

Hablamos con José Manuel (Dematías SC), quien nos cuenta las distintas mejoras que ha notado en su granja tras la instalación del ordeño con robot.

dematias_3.JPG

En el caso de la explotación Dematías, tras empezar con los abuelos de José Manuel y seguir con sus padres, en la actualidad están a cargo del negocio él y su hija. El 25 de julio hizo un año desde que empezaron a ordeñar con dos robots DeLaval.

Cambio al robot

“Nosotros teníamos una sala pequeña en la que nos llevaba 3 horas el ordeño y también estábamos teniendo problemas con la falta de mano de obra”, cuentan en Dematías. “Ahora la gente suele permanecer muy poco en las explotaciones, entonces corres el riesgo de quedarte tirado en cualquier momento. Ese fue uno de los motivos básicos por el que nos decidimos por el robot de ordeño, porque una sola persona lo puede manejar fácilmente”, añaden.

Pensando en los comienzos, José Manuel recuerda que la adaptación en Dematías fue compleja, ya que al proceso de adaptación se sumó la necesidad de llevar a cabo modificaciones en el establo para ubicar los dos robots, lo que ocasionó una serie de cambios en el movimiento de los animales dentro del mismo. “Los primeros días tienes que estar aquí día y noche, pero después la cosa mejora y, la verdad, hoy en día nos va muy bien”.

En esta granja realizaron una adaptación progresiva al robot. Hicieron que 20 días antes las vacas empezasen a pasar por él a comer pienso, para que se acostumbrasen antes de comenzar a ordeñarlas. 

El equipo técnico, un factor clave

Hablando de los motivos que los llevaron a apostar por la robotización con DeLaval, aluden a tres factores básicos: el acceso a la ubre, la colocación y el soporte técnico. 

“Nos decidimos por DeLaval porque tiene un mejor acceso a la ubre, entonces puedes hacer los secados o puedes mirar si una vaca tiene algún problema de mamitis con facilidad. Además, el programa de gestión funciona muy bien”, enumeran en Dematías. 

A mayores, destacan el papel del soporte técnico. Según cuentan en Dematías, la buena valoración del servicio técnico y su proximidad fueron dos de los factores que los ayudaron a de cantarse por DeLaval. “Los primeros días estuvieron aquí desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche”, remarca José Manuel. “Después, cada poco nos llamaban, venían a hacer visitas y en cuanto había cualquier problema en seguida estaban aquí”.

Niveles de producción inesperados

En lo que se refiere a las mejoras conseguidas tras pasarse a la robotización, lo más destacable ha sido el aumento en la producción. 

“Esta producción la verdad es que ni yo me la esperaba. Pasamos de 33 litros a 39 litros en tanque, y yo hacía números para mucho menos. Son máquinas de sacar leche, hay que decirlo así”, afirma José Manuel. Añade: “En ese sentido, para nosotros ahora el manejo es mucho más fácil porque puede estar una sola persona en la granja. Eso no quiere decir que no haya que venir, horas haces las mismas, pero de manera distinta”.

En Dematías también valoran muy positivamente la mejora general de su rebaño: “Cuando trabajas en sala, tienes que mover a todos los animales juntos, los aprietas en una sala de espera. Aquí digamos que están siempre a su aire y, cuando quieren ordeñarse, vienen solas. Eso genera un movimiento mucho más continuo, durante las 24 horas del día, y yo creo que todo eso redunda en un aumento del bienestar animal”, apunta José Manuel.

 

Conozca más

Leer historias similares

Contacte su distribuidor DeLaval

Para consultas generales