“Hermanos Valiña Irimia SC estrenan dos robots de ordeño VMS™ y un colocador de comida OPTIDUO™”

Estrenan dos robots de ordeño VMS™ y el colocador de comida Optiduo™

delaval_valinha_irimia_colocador-.jpg

Valiña Irimia SC

Sinde, Gueimonde (A Pastoriza) , España

Valiña Irimia SC

TIPO DE RODEO

Vacas de ordeño

TAMAÑO DEL RODEO

180

La ganadería Hermanos Valiña Irimia SC (A Pastoriza, Lugo) inicia una nueva etapa con la construcción de un moderno establo de producción, en el que instalaron dos robots de ordeño VMS™ y el colocador de comida Optiduo™, el primero que la multinacional sueca vende en la Península Ibérica. 

delaval_valinha_irimia-optiduo-01.PNG

Hace apenas quince días en esta ganadería lucense aún ordeñaban en un antiguo circuito de los años noventa. “Yo cogí la granja de mi padre habrá unos seis o siete años y estaba solo de titular hasta que hace unos meses decidimos juntarnos los tres hermanos y montar todo de nuevo, porque en el establo donde estábamos antes era todo muy viejo y no había muchas opciones de mejora”, comenta Abel, uno de los socios de Hermanos Valiña Irimia SC. Uno de los motivos que los llevó a optar por el ordeño robotizado fue el afán de modernización de su sistema de trabajo. “Queríamos darle un cambio radical a la explotación”, afirma. La mejora de la calidad de vida y la flexibilización horaria que esperan llegar a tener una vez que los animales se acostumbren completamente al robot fueron otras de las claves que los impulsaron a tomar esta decisión. A la hora de comprar se decantaron por el VMS™ de DeLaval por el foso, “porque –explica– desde mi punto de vista facilita el acceso a la vaca y si le quieres hacer cualquier cosa o mirar cómo se ordeña, en este robot tienes mayor visibilidad”. El servicio técnico resultó ser otra razón de peso para la elección, debido a su proximidad a la ganadería y a la gran confianza que les transmite.

Proceso de transición

El traslado de las vacas de leche a la nave nueva se realizó hace unos dos meses, aunque los robots empezaron a funcionar más tarde. El día que visitamos la granja era el tercero que se ordeñaban en él las primíparas y el primero que lo hacían las multíparas. Así nos describía Abel el proceso de transición que estaban experimentando: “El lunes empezó a funcionar uno de los robots, pero las vacas ya llevaban dos semanas accediendo a la estación de ordeño para comer el pienso e irse acostumbrando al nuevo sistema, y la verdad es que quedamos gratamente sorprendidos porque ya el primer día se ordeñaron todas bastante bien y muy seguidas; hoy precisamente arrancamos el robot de las adultas y confiamos en que todo salga bien”.

Ventajas del colocador

Junto a los robots de ordeño instalaron el colocador de comida DeLaval OptiDuo™, que les pareció una herramienta muy adecuada para incentivar la circulación de las vacas, puesto que ellos optaron por un sistema de tráfico forzado. “La vaca asocia el movimiento del arrimador con comida fresca en el comedero, entonces se levanta del cubículo y tiene que pasar por la puerta de selección, que le abrirá el paso o bien para ir a comer o bien para ir a ordeñarse. Es un estímulo para que las vacas se muevan y para hacer más ordeños”, explica Abel. También destaca la reducción de trabajo que trajo consigo, pues ahora no tienen que estar arrimando la ración cada poco tiempo. Después de un mes en funcionamiento, reconoce que ya se olvidó de hacer esa tarea.

 

Conozca más

Leer historias similares

Contacte su distribuidor DeLaval

Para consultas generales